Translate

domingo, 28 de diciembre de 2014

perfume

podría ser peor
lo tengo claro
podría ser un beso de la muerte
y es apenas un piropo
un perfume que me recuerda la cita impostergable
pero aún incierta
su perfume en mi piel
como una flor a destiempo

no se confunda nadie
esto no es un lamento
no podría
no cuando los hermosos hijos del cielo
avanzan sin temor

es apenas un taciturno soliloquio
una imagen que se desprende de mis párpados
y vuela
hoy la brisa me regala vida
y el sol es un espejo del infierno
hoy soy un bendecido

porque no estoy solo

martes, 23 de diciembre de 2014

copas

hacemos malabares con copas de cristal
y nos sorprende su estallido
su violento chau
los cuerpos
frágiles como amor de verano
continente impropio del licor
que sólo Dios escancia
duran de por sí un suspiro de Luna
y nosotros
bufones de nubes
los arrojamos a bailar en el aire
sin siquiera monedas
poblando el sombrero




jueves, 11 de diciembre de 2014

La rosa.

Si (como afirma el griego en el Cratilo)
el nombre es arquetipo de la cosa
en las letras de 'rosa' está la rosa
y todo el Nilo en la palabra 'Nilo'.
Borges


Contando cada sílaba, teniendo
medido cada acento, cada rima.
Usando las palabras como esgrima,
la música sin musa componiendo.

Así la poesía que defiendo
se muere sin remedio y me lastima.
Dejando que una regla me reprima
también yo, poco a poco, voy muriendo.

Por eso los invito a que me midan
y saquen conclusiones de las normas.
Los versos que componen esta cosa,

-en esto yo les pido que se expidan-
¿se leen más valiosos por sus formas?
¿O vale más la rosa por ser rosa?


Despierta una cólera rota

Despierta una cólera rota
en los ojos de la noche.
Aúlla su dolor,
su soledad de multitudes.
Por ella somos máscaras huecas,
juguetes abandonados de un demonio impúber;
No hay cristales que protejan de soles moribundos
no en esta noche de ojos rabiosos y tristes,
amarillos como lágrimas de bosque profanado.
Esta noche cierra las ventanas
y tu boca con siete candados.
Esta noche la bestia elige cáscara
y puedes ser tú.



lunes, 8 de diciembre de 2014

el otro

como una sombra
llevo a mis pies cosido el fantasma de la ira
perfume del mal invade mi piel
como una brasa carmesí
besa mis ojos y apaga su luz
apocalíptico eclipse del alma
luego llega el otro
y yo su marioneta
apenas soporto sobre mi osamenta
el triste montaje de las putas furias

luego vendrán cómodas voces
que saben caminar sin calzar mis zapatos
también vendrán amigos
preocupados
honestos
pocos
brillando como el oro en el barro

el otro se retira
duerme silente en las uñas
la médula
en los más oscuros sueños
y espera
latente maldición
que pase la calma



viernes, 5 de diciembre de 2014

alambres

ropajes viejos me desnudan
corazas de cartón quijote
telúricos alambres tecnológicos me circulan
me atraviesan
certezas de cobre bipolar
doscientas veinte alternas dudas
consuetudinarios amperios
y el instante no pasa y mi cuerpo envejece
mis células brillan y mueren
como luciérnagas enamoradas y fugaces
hoy es el primer y último día
no tengo tiempo porque no puedo poseer ilusiones
por favor sonríeme
descortézame hasta dejarme libre
indefenso
audaz como gato chico y
sabio como perro viejo
ayúdame a creer por primera
última vez
hoy quiero creer
sin certezas
hoy quiero amar
como luciérnaga


sábado, 29 de noviembre de 2014

la vida no sonríe

la vida no sonríe
como aviso cool
en los pozos del cielo
es verdad
no vivo allí
es verdad
no vivo lejos
dicen que hablar
es fácil sin carnet
dicen que hablar
es fácil
he visto el rastro reptante
de falsas alas
dejando cáscaras
ex personas
lo he visto como un turista al partenón
llorando tras la zenit abismal
guardo la vida como las últimas monedas
como dicen los sabios con carnet
ellos saben
que hablar no siempre es fácil
ni gratis

domingo, 23 de noviembre de 2014

declaro

hoy
día maravilloso
víspera de un día de amor y risas
declaro
no hay nada más peligroso
que una corbata vestida de jeans
que una gomina despeinada
prefiero
la mirada azul de las fotografías viejas
y la sonrisa violeta naranja del atardecer desde mi ventana
al expediente multicolor de ingeniería
al hachazo cultural de los dueños del aire
al disecador de mariposas púrpuras que sobrevuelan
viejos poemas
declaro
usar el idioma como herramienta
y no como cinturón
reservo las mayúsculas para Dios y Utopía
no las necesito para amar o hacer pizzas
declaro
mi odio irredento
a los prestidigitadores de números
a los falsos poetas de pompa sin jabón
vomito porque no trago
a la revolución contrarrevolucionaria
al apretón de manos gélidas
a los hijos del odio con carnet de funcionario
hoy estoy un metro más cerca del adiós
pero más lejos del aplauso insensato a mi enemigo
me declaro ebrio de lúcida confusión
incapaz de deletrear la lección dominical en la iglesia del partido
hoy los clavos me han dado
libertad sin condiciones
hoy soy
y lato en los pocos que me aman.

jueves, 13 de noviembre de 2014

lloverán flores

a veces la primavera
es un accidente
del calendario
a veces las flores
no asisten al ring

en esos días sin cielo
la muerte te calza un gancho
previsible
sorpresivo
un golpe de k.o. cantado
y sin embargo
inesperado

el golpe te arranca
el protector y las ideas
los dientes y la noción de prójimo

en la lona
la primavera es un recuerdo ajeno
la boca se anega
de sangre y sabor a mierda
a la cuenta de nueve
te levantás
ofrecés a la muerte
una sangrante
eterna
desdentada sonrisa

entonces
recién entonces
sabrás que has triunfado
entonces
recién entonces
lloverán flores

domingo, 9 de noviembre de 2014

odio III

el odio es un dandy cobarde
en un baile de máscaras
dicen mis amigos
en plurales voces
que debajo de ese disfraz
hay muchos demonios
el miedo
la envidia
la ignorancia
la miseria
nombres
más máscaras
más caras
más
escondites en un laberinto de púas
los psicólogos tejen teorías como si fueran corbatas
los sociólogos miden el odio
como si fuera una marea
como si no los mojara
todos tenemos algo que decir
de este dandy travestido
al fin de cuentas
nos ata los zapatos por las noches
nos hace desconfiar hasta de los jazmines
y nos contamina hasta la sonrisa

el odio
es un aristócrata vestido de harapos
es el triunfo del enemigo
pero el enemigo verdadero
ese que vive en la oreja
el otro
es otro
pobre diablo
como vos
y como yo
corroído por los demonios que dicen
se visten de odio


martes, 4 de noviembre de 2014

canción de cielo

no puedo tocar el cielo
no
pero ¿para qué tocarlo?
si el cielo no es piel
no es papel
si el cielo no responde a mi tacto
no soy
su semejante

la canción tiene su borde
y lo avizora
la canción se dulcifica en el adiós
como una promesa delgada
un nomeolvides deshojado
que se besa y vuela.

ya no tiro piedras al cielo
no
ni las piedras ni el cielo
tienen la culpa de mi angustia
ya no subo escaleras
no
si no soy su semejante

he de sentarme en la hierba
el hermoso pasto
y miraré una vez más el cielo
con ojos que quizá
se le asemejen

he de cantar la canción
y su dulce final
de beso y vuelo.

lunes, 3 de noviembre de 2014

por ética

Hay dos actitudes cuando uno se pone a escribir. Una es la que estoy asumiendo ahora, descriptiva, taxonómica, que podemos definir como relacionada a lo que es. Otra es normativa, o declarativa, que podemos definir como relacionada a lo que debe ser.
Cuando uno se pone a escribir de literatura puede adoptar, entonces, una actitud científica o pseudo científica, que debería ser descriptiva (nótese cómo se puede ser normativo acerca de lo que es descriptivo, de paso), es decir, que debería decirnos qué corno es lo que la gente entiende por literatura. La gente, ese ente difuso y con márgenes borrosos, pero no el autor. El autor debería (otra vez debería...) quedarse piola y no meter sus creencias y sus prejuicios en el medio. Debería, pero se complica. A lo que podemos esperar, en el mejor de los casos, es a un autor honesto que reconozca sus prejuicios como tales a la hora de mostrarlos.
La otra actitud entonces es la declarativa. Porque por más que nos sintamos dictadores de la literatura y nos empeñemos en decir que las cosas son como decimos que son y deberían ser lo que se nos antoja a nosotros que sean, o de la forma que se nos cuadra; en definitiva la gente (ese ente difuso, etcétera) no nos va a dar pelota. O sí, pero eso no cambia las cosas, sólo la manera de ver esas cosas por un grupo más o menos reducido de gente (ni me meto a hablar de la fenomenología y anexos, la dejo por ahí y punto).
Toda esta introducción para distinguir entre la teoría de la literatura y la poética personal de cada autor, es decir, entre los que se ponen a analizar la literatura como un objeto y los que se sinceran y dicen “yo escribo así por tal y tal motivo”, llegando al extremo de los que dicen “se debe escribir así”.
Bueno, ahora cambio la actitud. Paso a la segunda: declaro.
Declaro escribir, para empezar. La primera pregunta hipotética a responder, sería ¿por qué? Porque sí. Porque me hace bien, largo toda la basura y suelto todos mis ángeles a volar mientras escribo. No sé si es una necesidad, al menos si es una necesidad comparable a las fisiológicas como orinar, comer o respirar; o comparable a las espirituales como amar, reír o putear (hago la aclaración que en rioplatense básico putear significa proferir diatribas contra el aire o contra el que se cruce en mal momento). Pero es necesario, cada tanto, largar, decir con los dedos, dejar en signos quietos mi bien y mi mal.
La segunda pregunta es para qué. Que no es lo mismo que por qué. Bueno, la respuesta es más sencilla: escribo para que otro lea. Ese otro que puedo llamar lector suele ser conocido (tan poquitos son), pero tengo la pretensión de que no necesariamente lo sea.
La tercera pregunta, y acá viene lo más complicado, es cómo. Bueno, al menos cómo intento que sea el resultado. Y acá me voy a explayar un poquito:
Escribo, ante todo, poesía. Es lo que más me interesa y lo que (creo) mejor me sale. Lo que no habla muy bien de lo demás, en comparación.
Hay poetas que tienen todo un sistema elaborado: sus poéticas. Son famosos Mallarmé, Rimbaud, Valery, Huidobro... sobre todo, los que la teoría literaria (ya me iba a servir haberla mencionado) agrupa en ismos. Y uno tiende a arrimarse a esos ismos, que son como árboles en una tormenta. A veces, sólo a veces, nos animamos al descampado. Nos mojamos, claro.
Bueno, mi manera de mojarme es darle pelota sobre todo a la frase. Decir como puñetazo, así es la mejor manera, se me ocurre, como puedo decir. Y que la frase además signifique, claro.
Todo esto no deja de ser una pretensión, un intento. Por eso, como manejo con limitación las pretensiones trato de no buscar que además tenga un vuelo, o que juegue con la sonoridad, o que bucee entre simbolismos varios. A veces hago eso pero es de puro inconsciente, nomás, y así me sale (como mi cara).
Cuando por una de esas logro o creo lograr la frase, sigo el juego con el poema. Es decir, trato de continuar el intento verso a verso, estrofa a estrofa. Me pongo por momentos exquisito o exigente y termino exiguo y exhausto, después de intentar malamente un soneto, una décima o un hayku. Esto último me ha dado varios dolores de cabeza, porque aparecen expertos desde abajo de las piedras (y yo que me conformaba apenas con cuatro ex-). Y realmente termino dándome cuenta de lo al pedo que son todas esas teorías de cómo deben ser las cosas. Pero ni así aflojo con mi propia teoría de cómo debe ser mi poema.


Ahora, lector (sí, vos, ¿a quién te creés que le hablo en esta soledad? Casi te puedo nombrar de poquitos que son), ahora ya sabés mi secreto a voces. Mi sistema antisistema. Ahora podrás leer mis poemas y ponerte en crítico, subrayando cada error. O al menos eso espero, porque te digo la verdad, los poetas somos pésimos criticando nuestro propio laburo.  

domingo, 2 de noviembre de 2014

la lluvia es un tango

La lluvia es un tango
de anacrónica tristeza.
Ya no somos modernos,
ya no.
Ya no cantamos al progreso
de valientes aeroplanos,
la lluvia ya
lavó el asombro.
El tango gota a gota
ronronea gato a gato,
entre dedos que golpean
un africano piano.

La lluvia candombea,
mezclándose en la sangre
roja como el cielo de febrero
La sangre
llueve como un tango.

La lluvia repica
en un moderno cinc,
en un galpón sin tiempo.
Entre mate y mate,
sin apuro,
el hombre ensilla un alazán
que correrá contra el tiempo.
Nadie apuesta
por el opuesto.



sábado, 1 de noviembre de 2014

odio II

me consume
como un fósforo de cera,
lo llevo dentro
como un gen maldito.

el odio no es los otros
me digo
no seas hipócrita
no me
te
nos
mientas.

si lo ves en los demás
es porque son tus
mis
nuestros
espejos.

el odio es tan humano
como el amor
y su sombra.


miércoles, 29 de octubre de 2014

odio

Hay un pueblo que lleva
el odio en sus entrañas,
guarda una apariencia
de cívica tolerancia:
dice “buenos días”
pero piensa vieja/
pendejo/bolche/facho/negro/
trolo... siempre con el mismo apellido,
De Mierda.
Hay un pueblo que mastica odio
como si fuera alimento
y baja de las alturas
como un maná maligno.
Allá arriba sus líderes ciegos,
envalentonados por el poder
-ese quinto jinete-
profieren muerte escondida en palabras.
Riegan la tierra con la escoria de sus voces.

Hay un pueblo que alguna vez sentí mío

y hoy siento cada vez más extraño.

viernes, 24 de octubre de 2014

camino

Camino por una cornisa
y si algo me faltó
fue un zapato equilibrado.
Me inclino a la izquierda
porque el corazón se me agranda cada tanto
pero no hay izquierda en el vacío
ni vacío en la parrilla.

Quiero llegar al otro lado
esa difusa imagen que cambia a cada paso,
pero me dice el viento que no me apure,
que toda hoja cae en su momento,
y la hoja se me escabulle virtual entre tanta tinta

difusa.

Camino
por esa cornisa llena de musgo
con una rosa en la solapa del saco que cuelga de mi hombro
con una risa en el oído de tu voz aquel día.
Camino
y resbalo cada tanto;

el aire me abraza,
el sol me condena,
el cielo me trae fotos
que me sostienen,
que me elevan.

Camino.
Vuelo.

Llego.

lunes, 20 de octubre de 2014

Isabella

Mi hermana es mi sangre en otro cuerpo.
Cada latido suyo golpea en mi pecho como una ola furiosa.
En cada alegría suya, un ángel bendice mi alma.
Su compañero es un hermano que me dio la vida,
para compensar los que extrañé en la niñez.

Por eso hoy, en esta prosapoema
no puedo hacer otra cosa que desangrar tinta,
que sonreír soles,
que brindar con cada espíritu de aire mar y tierra.

Han traído al mundo a Isabella,
a la criatura más hermosa que hayan visto mis ojos,
a la imagen de un hada hecha canción hecha niña.

Viéndola
mi escepticismo se vuelve fe,
mi cobardía valor,
mi ira se suaviza hasta la ternura
esa que siempre se me escapa.

Por ella me arrodillo ante los cielos
y por ella descenderé a los infiernos si es necesario,
para volver también por ella.

Esto es una declaración de amor y de guerra.
Cada palabra que digo está tatuada a fuego en mi corazón.
El que quiera oír, que oiga.
El que quiera estar conmigo, ese será llamado amigo.

Sé que no estoy solo en este amor
en esta guerra.
Porque a mi lado están

los que siempre han estado.

martes, 23 de septiembre de 2014

no entiendas

no entiendas
no mates mi verso para comprender
su anatomía de prosa travestida
la fisiología de sus rimas
o como sobrevive sin ellas

no pienses en mí
mi biografía no explica nada
soy la parte prescindible del poema
apenas un eco
de otras voces

no interpretes
no hay mensaje ni cifrado
lo dicho ya fue proferido
no hay mapas ni tesoros
sólo piratas borrachos cantando
la misma retirada

si querés hacer algo
bebé el poema
embriagate de verso
dejalo que te recorra el paladar y el ojo
si así
a golpe de letra
sin traducir a lógicas razones
este poema te dice
te cuenta algo nuevo
entonces
lector

es tuyo.

lunes, 25 de agosto de 2014

Hugo

para Hugo Giovanetti Viola

Hay gente que brilla
canta y brilla
escribe
y cada letra
lágrima de tinta
o
parpadeo eléctrico binario
brilla alucinada.

Pero cuando conocés al tipo
tomás unos mates
hablás un rato de fútbol
y otras alquimias
descubrís su secreto
es fácil
ese petiso brilla de por sí
como una supernova.


viernes, 15 de agosto de 2014

no estuve

yo no estuve allí
sosteniendo su mano
y trato de pensar
que no puedo estar
en todos lados

yo no estuve allí
escuchando disparos
silbar macabras melodías
cuando nubes de muerte y polvo
cancelaban mediodías
no estuve allí sosteniendo su mano

yo estoy acá
y no es cómodo
pero es acá
por eso dicen
que no puedo doler argumentos
que no puedo entender dolor
que mi verso es impostado
o falso
o ingenuamente inventado
pero hay una mano
que no sostuve
y me señala.

capitán

in memorian R. W.

hasta luego
         capitán
nos veremos
en otro puerto

me guiarán
        esa larga noche
no tanto los remos lúgubres
sino el eco de una risa pirata

viernes, 8 de agosto de 2014

Silencio de aljibe

Más allá del silencio de aljibe
de la serpiente que repta
mi pulmón herido 
ardiente témpano 
compañera de la hora incierta

Allende
este océano sin fondo
sin sal
divisan mis ojos mudos
la tibieza de tu mano
y la serpiente duerme
y el aljibe canta ambrosía
y el océano es un charquito
exorcizado.

jueves, 7 de agosto de 2014

Hadas

No hay en la tierra nada
más hermoso que un hada
cuando aprendes a ver

con lentes bordadas
en ojos de plateadas
agujas de coser.

cuentan las olvidadas
leyendas que iluminadas
por la luna deben ser.

bellas, consteladas,
como estrellas irisadas
se dan a conocer.

y si atrapas un hada
recuerda que liberada
su magia quieres ver.

fotografía de Erick Giacobbe

miércoles, 6 de agosto de 2014

amazonas

Madre de los mil nombres,
dulce ofrenda traemos:
sangre de nuestro seno
para vencer a hombres
fuertes, duros y arteros.

Madre de las mil caras,
las amazonas vamos
a luchar y clamamos
vengar a las hermanas
que hasta hoy lloramos.

Madre de las mil voces,
muerte quisieron darnos,
por querer dominarnos
nos hicieron feroces:
¡nunca podrán atarnos!



fotografía de Erick Giacobbe. 

mis poemas son perros callejeros...

mis poemas son perros callejeros
no tienen pedigrí
no concursan belleza
son asimétricos
y tienen pulgas
pero claro
saben sobrevivir
y mirarte con esos ojos
hasta que tires
un hueso
o un halago.

martes, 5 de agosto de 2014

Penélope

aquel que amo navega
ha muchos años que espero
si cada noche lo muero
cada mañana me llega

espero en Ítaca una sombra de hombre
de aquel Odiseo sólo su nombre
ya llegaron todas las naves huecas
sola Penélope llora en la rueca

abajo celebran los pretendientes
en casa de otro muestran los dientes
Telémaco muerde su honra perdida
yo tejo y destejo mi hora y mi vida

trofeo soy para aquellos
para otros soy honor
mis manos pierden calor
mis hilos son mis cabellos

no sé si vendrá mi hombre
no sé si mi vida es mía
no soy ya la que solía
he destejido mi nombre.

fotografía de Erik Giacobbe: Iris Perdomo como Penélope

lunes, 4 de agosto de 2014

Medusa

Monstruo. Hasta la palabra es dura.
¿Quién desea ser llamado así?
Mis pequeñas sisean rabiosas:
solían ser dorados cabellos...
Sacié el hambre de Poseidón
y mi señora Atenea me condenó por provocarlo...
siempre es más fácil culpar a la doncella.
Monstruo. Nadie sostiene mi mirada:
es su culpa, y no mis ojos, lo que petrifica;
la culpa de callar ante los dioses, de olvidar a la olvidada.

Alguien viene:
será llamado héroe,
pobre... no sabe que es otro instrumento,
no sabe que por fin me dará paz.

fotografía de Erick Giacobbe: Leticia Cedrés como Medusa.

sirenas

ellos le temen
la mar los cubre de dudas
es caprichosa dama vestida de espuma
amante del sol del mediodía
y de los hielos eternos

los marinos viejos cuentan historias
para asustar grumetes
pero cuando el viento les trae jirones de voces
cubren sus oídos y sus corazones

ellas
las sirenas
ninfas marinas que ponen temor
en corazones de hombres curtidos
que temen amar lo que no pueden poseer

ellas
las sirenas
danzan sin piernas en el seno de la gran madre mar
alimentando leyendas de hombres prudentes

que nunca sabrán que amar es dar.


fotografía de Erick Giacobbe.

sábado, 2 de agosto de 2014

Afrodita

¡Oh, poderosa Afrodita!
La dulce, infiel y terrible,
Por ti caen reinos, se conquistan naciones,
el cobarde muda su corazón en arrojo
y las princesas se tornan
esclavas sumisas.

Tienes al guerrero Ares
rendido a tus favores
y al incansable Hefestos,
orfebre de los dioses,
tu laborioso esposo,
enfermo de celos, corriendo a tus caprichos.

Afrodita, diosa, dueña
de mi corazón,
mírame con bellos ojos y dame
tu bendición


fotografía de Erick Giacobbe: Ludmilla Peregrino como Afrodita

jueves, 31 de julio de 2014

Cleopatra

Bella como la noche del desierto,
pero igual de solitaria tu alma.
Bella como la luna
de Alejandría,
pero lunas de sangre
carga tu espalda.
Mujer hermosa
y hábil,
dueña del discreto encanto
de la sabiduría.
Sólo tú entre los tuyos
amaste a tu pueblo,
supiste dejar que corriera
por tus venas el Nilo
y por tu boca
la dulce,
la antigua lengua
de tu patria.

Cleopatra,
la bella, la sabia y triste.
Cleopatra,
la reina
solitaria.




Fotografía de Erick Giacobbe. Derechos reservados. 

Bastet

Siempre debe haber
en cada hogar una Bastet

La madre gata cuida
sus cachorros, intimida
su ira, te puede morder.

La gata se vuelve leona
si alguien lesiona
los suyos y debe correr.

Siempre debe haber
en cada hogar una Bastet.

Bebamos porque la diosa
siga siendo bondadosa,
bebamos por Bastet.

Fotografía de Erick Giacobbe. 

miércoles, 30 de julio de 2014

Isis

Isis
diosa madre
sus alas cubren el mundo

Sus alas
bajan la gracia del cielo
al reino de los mortales

La gracia
cuando tocó tierra
se disfrazó de mujer


fotografía de Erick Giacobbe. Mónica Urioste como Isis. 

martes, 29 de julio de 2014

salomé

Bailo
Siento el tambor en mi vientre,
mueve mis piernas,
mis caderas,
mis hombros;
me posee
y bailo.

Fuera de la danza es otro mundo,
hostil y repugnante.
Siento los ojos de las hienas
resbalar de mis pechos de niña
a mi entrepierna de mujer.
Los odio.

Cuando detuve mi danza,
sabía que el rey
mi tío
mi padrastro
ese
hombre...
me diría “pide lo que quieras”.
Repetí las palabras que mamá dijo.
Al rato me traen, en una bandeja,
la cabeza, sangrante;
los ojos de Juan me dicen “te perdono”,
sé que nunca me dejarán en paz...


fotografía de Erick Giacobbe, Derechos Reservados.
Actriz: Marina Sosa, como Salomé.

lunes, 28 de julio de 2014

Eva y Lilith

Toda mujer es mucha mujer.
Como la luna blanca, Lilith
blanca y lejana sobre el Jardín,
mucha mujer para poseer.
Ella eligió amar a saber
por eso voló, libre y desnuda.
Adán quedó solo con su duda
y de su duda nació Eva,
oscura como la luna nueva.
Quiso saber, se supo desnuda.
Toda mujer es mucha mujer:
los adanes pretenden domar,
si no pueden pretenden culpar,
si tan sólo las dejaran ser...

Eva y Lilith es toda mujer
desnuda y libre, conocedora
del árbol del placer y la hora
de decir que no. La libertad
siempre se paga con la verdad,
Eva y Lilith tienen trovadora.

fotografía de Erick Giacobbe. Derechos Reservados

Míticas

Hace dos años, mi hermana, la bailarina y actriz Marina Sosa, me invitó a formar parte de un proyecto ambicioso llamado Míticas. Mi participación consistió en escribir una serie de poemas que sirvieran de pretexto a una historia, contada desde la escena con todas sus posibilidades: el teatro, la danza, la canción.
Para mí fue un hermoso desafío, contar desde mi perspectiva de hombre, con todo lo que ello implica, historias de mujeres. Una perspectiva que pronto supo ver con ojos de mujer. El asunto era recrear el mito, revisarlo y redimensionarlo.
Fue así que nacieron estos poemas, que sumado al texto escrito por una de las actrices/ bailarinas, Laura Pérez (La Musa), conformaron el cuerpo textual de la obra. O en una visión más abarcadora, un texto escrito, que junto con otros "textos" (el lenguaje corporal, la música, la actuación, la danza, la luz, la escenografía), conforma un contexto del que no puede ser excluido sin perder una parte de sentido muy importante.
Aún así, y a riesgo de que el texto pueda ser leído a medias sin su contraparte escénica, subiré a este blog durante los días venideros los textos de mi autoría y el poema escrito por Laura Pérez. Para compensar al menos en parte la carencia de la escena, subiré las excelentes fotografías realizadas por Erick Giacobbe, no como ilustración, sino como diálogo nuevo, de imagen y poesía.
Quiero agregar que además de un excelente elenco, conformado por las nombradas Laura Pérez y Marina Sosa, por Carla Fullana (además responsable de la musicalización de los poemas y de aportar su voz inigualable), Iris Perdomo, Ludmilla Peregrino, Mónica Urioste y Leticia Cedrés (diseñadora y realizadora de vestuario, además).
Marina Sosa fue quien creó todo este mundo, diseñó la coreografía, investigó junto al resto del elenco, diseñó la escenografía realizada por Leonardo Fernández y hasta diseñó y realizó artesanalmente los programas, con una calidad que envidiarían en la imprenta más coqueta.
También fue muy importante la participación del tallerista (actuación) Marcelo Viera, el sonidista Favián Fernández (algo imprescindible en cualquier espectàculo de danza), y la fotografía de Alejandra Medina y filmación del ya nombrado Erick Giacobbe.
No quedan en mí más que palabras de agradecimiento a Marina por incluirme en este maravilloso mundo de las míticas. He crecido como ser humano y he podido atisbar en ese maravilloso universo de la mujer.
En los siguientes días subiré los poemas, de mi autoría, de:
Eva y Lilith
Salomé
Isis
Bastet
Cleopatra
Afrodita
Medusa
Sirenas
Penélope
Amazonas
Hadas
Y el poema "Musa" de Laura Pérez.
Los invito a investigar y leer acerca de estos personajes (algunos de fábula, algunos reales, todos míticos), y también a leer estos poemas. Desde ya muchas gracias.


fotografía de Erick Giacobbe. Derechos reservados.

jueves, 17 de julio de 2014

corazón

Le dicen corazón
a esa bomba de vertiginosas furias
una encrucijada de sangre sucia y cielos
de plafond bajo

ese músculo también llamado miedo
preferido por poetas y carniceros de la cultura
sólo trabaja solo
desconociendo metáforas y razones
y retruécanos publicitarios que no alimentan
que no dan oxígeno vital

ese corazón que ignora su nombre
y su pericardio en llamas
sólo se siente menos solo
cuando descubre en tu pecho
un latir acompasado
y solidario.



lunes, 16 de junio de 2014

Grito

El grito abortado desgarra la garganta,
intenta salir por los ojos, por las uñas, 
abrirse camino en la carne y fluir como sangre.
Pero el hombre muerde su dolor como un predador su presa.
Hay días en que sólo importa estar vivo,
en que todo lo demás
es añadidura.
El grito entonces es un lujo,
una medalla inmerecida que brilla demasiado.
El hombre debe morder y callar,
como un predador
a su presa, que no llega
a entender por qué se muere.



viernes, 30 de mayo de 2014

Intenté ser poeta

Intenté ser poeta, pero soy
malo para contar sílabas; puedo
escribir tonterías, lo concedo,
pero no llego siempre donde voy.

Es difícil hacer poesía hoy;
tiene que cumplir uno con el miedo,
con el íntimo sueño, con el credo
ajeno. Lo que soy es lo que doy.

Ahora vendrán otros a medir
con vara rígida estos versos. Pueden
pasar, midan y pesen. Y quemar

el sentido de las palabras, ir
por otra senda, donde muchos queden

alejados del sueño de cantar.

lunes, 26 de mayo de 2014

domingo, 25 de mayo de 2014

diccionario dos

hay palabras falsas
como promesa electoral
mentirosas
como amores de alquiler
no creo
en la palabra éxito
y su marketing
su brillo de bijouterie
y su identidad especular
el éxito
decora situaciones
arma escenarios
con cartón dorado

tampoco respeto
al fracaso
y su rotundo y seco sonido
de condena
de jueces ajenos a la vida
el fracaso
te lo etiquetan en la frente
al mínimo descuido
al paso en falso
al error inoportuno
creo en el triunfo
pequeño
de levantarse cada día
y en particular
después de una caída
creo en el triunfo
solitario
o colectivo
pero nacido del esfuerzo
y la convicción

creo en la derrota
y su poder didáctico
creo en la caída
en los golpes que no matan
incluso en los que matan
porque si uno los recibe
es porque pelea

como verán
todo es cuestión de palabras
y en esto

tengo mi propio diccionario

viernes, 16 de mayo de 2014

Es así

Es así. 
Un día besás la lona.
El conteo se hace interminable,
como tantas veces.
Pero cuesta un poco más 
volver a la pelea. 
Sin embargo te levantás
como tantas veces, 
porque es la primera.
porque es la última.
Porque acá perdemos de pie.

sábado, 10 de mayo de 2014

Versero

–Ya naciendo, desde el barro - Germán Valva.


Hacer algo más
que castillos de palabras,
ser algo más que un versero,
que un ilusionista de semáforo;
llegar a la ποίησις algún día.

Antonio me dice que siga,
que no importa que no sea
taumaturgo,
mientras beban mis hermanos
hidromiel en esos versos.

Hace falta ser
alfarero,
embarrarse hasta los ojos,
empaparse de cielo,
soltar la lengua
de tanto diccionario.
Hace falta barro en estos dedos.

Luego ya,
los nombres perderán sentido
serán ecos de otros nombres
ya nunca oídos.
Poeta: un título.
Mejor versero
pulpero que sirve
hidromiel en versos.

domingo, 4 de mayo de 2014

elMontevideano

Es un honor ser publicado en un sitio como elMontevideano, para cualquiera que escriba. Es como haber sido publicado en Marcha en sus mejores años. Uno no puede sino sentirse chiquito al lado de gente como Hugo Giovanetti Viola o Alvaro Moure Clouzet.
Simplemente gracias.
http://elmontevideanolaboratoriodeartes.blogspot.com/2014/05/humor-profundo-marcelo-sosa.html

sábado, 3 de mayo de 2014

alegría

no nos van a robar la alegría
los nihilistas amantes de la guerra
ni los trajeados agoreros de la historia
sentados en cátedras televisivas
ni mucho menos los patrones
ni los dueños del juego
que hacen de la risa mercancía
dueños del caballo y su comisario

no nos van a robar la alegría
porque es tan nuestra como la sangre
tanto como la auténtica tristeza
y la vieja y tozuda
manía de respirar

aunque los demonios traidores
hayan ensuciado todo
-nuestra fe
nuestra esperanza
nuestras banderas-

lo afirmo aquí
como raíz de roble

no nos van a robar la alegría.

martes, 29 de abril de 2014

Cuchillos

amo los cuchillos de tus ojos
cuando acarician
el brillo ciego de mi pequeño sol
al calor de tus senos
fraguo la copa sagrada
el cáliz ceremonial
en él beberé tu sangre
y te daré a beber
la tinta de mis venas



martes, 15 de abril de 2014

Heracles

Heracles despertó de su siesta milenaria. Desconoció su tierra, donde ya no son bienvenidos los extranjeros. Quiso encontrar el por qué, y supo que habían matado a los antiguos dioses, que ahora un dios extraño gobernaba sobre todo. Recorrió las tierras bárbaras y halló el mismo culto a ese dios egoísta.
Cuando ya no soportó tanta desidia, tanta indiferencia, tanta impía hibris, comenzó su decimotercer trabajo, aquel que nadie le encargó: buscaría al dios invasor en su templo, lo desafiaría y lo expulsaría de la tierra.
Atravesó la puerta donde cimentó sus columnas, cruzó el Océano, y al llegar a la tierra donde el Invasor tenía su casa, lo buscó. Tuvo que enfrentarse a tres viejas conocidas, guerreras de muchas eras; ellas eran Furia, Brutalidad, e Ignorancia. Pudo vencerlas luego de mucho guerrear: la primera, con serena espera, la segunda con arte; pero a la tercera costó mucho trabajo dominarla, su cuero era aún más duro que el del león de Nemea.
Pero cuando llegó el combate singular, nada pudo hacer el viejo héroe. El dios Mercado lo abatió con facilidad, estaba acostumbrado a derrotar héroes solitarios. Esconde con celo el secreto de su debilidad: lo mata que se dude de su eficacia, de su omnipotencia. Sólo dejando de creer dejará de existir; así de fácil, así de difícil.
Hoy el túmulo del antiguo héroe se alza como advertencia, pero también como profecía. Depende del próximo retador saber leerlo.
(imagen tomada de http://decamino-ginesumbrete.blogspot.com/2012_11_01_archive.html )