Translate

domingo, 2 de noviembre de 2014

la lluvia es un tango

La lluvia es un tango
de anacrónica tristeza.
Ya no somos modernos,
ya no.
Ya no cantamos al progreso
de valientes aeroplanos,
la lluvia ya
lavó el asombro.
El tango gota a gota
ronronea gato a gato,
entre dedos que golpean
un africano piano.

La lluvia candombea,
mezclándose en la sangre
roja como el cielo de febrero
La sangre
llueve como un tango.

La lluvia repica
en un moderno cinc,
en un galpón sin tiempo.
Entre mate y mate,
sin apuro,
el hombre ensilla un alazán
que correrá contra el tiempo.
Nadie apuesta
por el opuesto.



Publicar un comentario