Translate

martes, 12 de febrero de 2019

Lujos

En la ciudad de los marcos de piedra
el sol besa como las balas de un sicario.
No hay nada más frío que esos marcos
que miran e ignoran como humanos.
En la ciudad de los marcos de piedra
el amor es incompatible con el mercado.
En la ciudad de los marcos de piedra
dejo amigos que son lujos inesperados.

lunes, 11 de febrero de 2019

jueves, 17 de enero de 2019

Llueve

Llueve
y
escucho a Zitarrosa
y
pienso que en algún lugar
la vida es porfiadamente bella,
como un colibrí en esta época de plomo.

Llueve
y
la vida no siempre es bella,
pero siempre es porfiada.
Hay
gente fuera de su hogar
y hay
intendentes que posan en fotos
y piensan
en elecciones.

Llueve
porfiadamente
y yo escucho
milonga de ojos dorados
y sueño con colibríes
y sol
y en un lugar
que no existe.

sábado, 12 de enero de 2019

No me hables del pueblo

Ya no me hables del pueblo
como si fuera un dios
que requiere sacerdotes de barricada.
Ya no me hables del pueblo
como si fuera inocecente,
como si fueras
su abogado.

El pueblo es un estómago
y miles de bocas que gritan,
y miles de manos que empuñan cuchillos,
como un Babel enorme y filicida.

El pueblo elige al peor de sus hijos
y lo llama líder, pastor, presidente.
El pueblo elige la forma de suicidarse
entre los discursos más idiotas.

No me hables del pueblo
que devora el hígado del que lleva la luz
en sus entrañas.

miércoles, 26 de diciembre de 2018

Hueco

A veces leo poetas muertos
y sucede que un verso
me perfora un ojo, como una lanza
arrojada por Héctor,
domador de caballos.

Otras veces leo poetas
que respiran el aire raro
que me sofoca.
Algunos tienen la edad
que tendrían los hijos que no concebí.
Al leerlos un rayo me atraviesa
y se aloja en el hueco
donde, se supone,
habitó un alma.

miércoles, 28 de noviembre de 2018

vanos intentos


cada hora pasa
señalando mi fracaso
como un fiscal hambriento de almas.

mis vanos intentos
de decir el horror y la belleza
se acumulan como pájaros muertos
en un cielo de glifosato
y discursos sobre la praxis política.

ocurre que todas las monedas
vuelven al rey.
que uno no puede pagar el alquiler con versos
ni conseguir arroz con metáforas.

ocurre que cada hora pasa
y se acerca la hora
del fin de mis intentos.

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Tristes trípticos

I

Dios nos libre de los normales;
de los que no tiran la piedra,
aunque se crean libres de pecado,
porque para eso pagan,
dicen,
a la policía.

Dios nos libre
de los que usan su nombre en vano
jurando amor,
blandiendo un libro que llaman santo
para justificar su odio
santo.

Dios nos libre
de su club de fans,
de los que se llaman sus hijos
y apuñalan travestis
porque ellas no son normales.

Dios nos libre de los que son
justos frente a su espejo
de domingo.

Dios nos libre de los normales
y su sociedad recta
como fusil sangriento.

II

Aquellos
camaradas de papel,
aquellos
oradores incendiarios
que hace años
no marcan tarjeta;
ellos
no conocen de tu hambre,
de tus hijos
que también son extraños
a tus ojos.

Ellos,
los que levantan barricadas
de palabras sacadas de un manual,
ellos
no comparten tu pan.
Ellos
no son
tus compañeros.

III

La libertad de los hombres
no es
la libertad del mercado.
Sería
como si equiparásemos el alma
de una mujer
con el alma
del arma
humeante
que la mata.