Translate

domingo, 22 de abril de 2018

Zoon politikón

No puedo ser
el poeta que pide
la canción de la paz y el reencuentro.
No puedo ver
la belleza abstraída del bronce
sin detenerme en el óxido verde.

Soy zoon politikón y triste rapsoda
de cuerdas rotas,
el invitado inoportuno que levanta su copa
y muerde su lengua
contaminando el vino.

Pero los vivos merecen alegría
y sus muertos merecen respeto.

He de brindar y callar
mientras los poetas cantan
la canción del reencuentro.

jueves, 12 de abril de 2018

Compañero

Cuando digo compañero
la palabra llega exacta como una bala
al corazón.

Mis compañeros
caminan por los mismos barros,
han dejado su sal en mis manos.

Mis compañeros
Saben en qué orilla pararse
cuando la injusticia
separa a los hombres
de los dueños de hombres.

Mis compañeras son mujeres
dolidas, hermanadas, justas,
que siempre tienden una mano,
que abrigan como frazadas
de retazos.

La palabra compañero
es horizontal como la utopía,
no admite dirigentes ni dirigidos.
La palabra compañero no tiene galones
ni cadenas. Nadie la obliga
a quedarse.

La palabra compañero
No se regala. Se gana en la batalla.

lunes, 9 de abril de 2018

La canción del enemigo

"Hace un buen rato ya que doy trabajo y vengo acostumbrándome al desuso de mi alma, a la razón del enemigo..."
A. Zitarrosa. Guitarra Negra.

¿Quién soy si canto
la canción de mi enemigo?
¿Quién soy si olvido,
entre las cenizas calientes,
el nombre de mis seres queridos?
Las viejas canciones de batalla
nos han mentido como a párvulos.
El mundo nunca fue un paraíso
ni fueron distintos los nuevos tiranos
por llevar camisas de otro color.

Pero si entono el himno
del súbdito fiel,
si acepto la recompensa del traidor
y compro mi parcela de cielo
con treinta monedas,
entonces no seré;
permaneceré como una sombra de algo ido.
Será cuestión de entonar nuevas canciones,
de conquistar el esquivo paraíso,
de recuperar el nombre de las cenizas
y llevarlo en alto como única bandera.

domingo, 1 de abril de 2018

Cometas

en la ciudad
de las marcas de piedra
pájaros de papel cometa
visten el cielo
durante la fiesta
de resurrección.

en la ciudad
de dos lenguas
sueñan las nubes
con besos de niños
al extremo de una piola.

sábado, 17 de marzo de 2018

Cuando llegue

Cuando llegue la muerte me llamará
por mi nombre completo,
como una madre que regaña
a un niño que ha sobrepasado
el tiempo de juego en la calle.
Cuando llegue la muerte me abrazará
con doloroso cariño,
para llevarme a otros lugares,
para que juegue con otro nombre
y otro rostro.
Cuando llegue la muerte será en su hora,
como una dulce madre que disimula
su triste alegría
por ver y soltar a un hijo
de vida en vida.

Ojalá pudiera


Ojalá pudiera escribir
y que me leas.
Ojalá pudiera
soltar un gorrión con cada verso;
levantar un corazón como bandera;
decir las mismas palabras
que brotan como flores en tu boca.
Ojalá.
Ojalá tuviera
en mis manos el don,
en mis ojos la visión de un mundo claro
más allá de la curva siempre lejana
del horizonte.
Ojalá no tuviera esta certeza
de ser un peón torpe,
de no calzar en los zapatos que pide
la tarea.
Ojalá estos ojos míos,
mojados en la negra lluvia
del desencanto,
pudieran ver.

Ojalá cuando cante mis otoños
lleguen a tu alma primaveras.
Ojalá, ya que no soy
el hombre
que merece la canción;
vos seas quien tenga la voz clara,
el alma pura,
la mirada más allá del barro
que nos rodea.

Ojalá camines libre
y que yo te vea.

viernes, 9 de marzo de 2018

Zapatero

Yo no sabría, no hubiera podido,
zapatero,
estar en tus zapatos.
Desde siempre te admiré
y fuiste en secreto ejemplo
del padre que nunca
pude ser.
Ahora voy a decirte chau,
a saludar a desconsoladas ramas de tu árbol,
a decirte hasta luego,
hasta la próxima vida.

Luego me iré caminando,
intentando ser digno
de tus zapatos.