Translate

sábado, 8 de julio de 2017

Mi corazón

E’ il mio cuore
Il paese più straziato.
G. Ungaretti, San Martino del Carso.

Mi corazón,
ese músculo con buena prensa,
se hartó de mí,
quiere salir a pasear por el hilo plateado.
Recorrer mundo de la mano de ángeles sin carnet.

Mi corazón,
ese órgano ingrato,
me quiere dejar a pecho abierto, abandonado
como una promesa después de la victoria.

Es por eso que a veces se ensancha
y crece como pan en un horno
demasiado pequeño.
Por eso duele a veces como una traición,
como una muerte a final de temporada,
como darse cuenta que nunca llegará esa llamada.

Mi corazón, esa piedra

desafortunada.  

Brillos de la noche

La noche es un pozo sin orillas
que me viste de una fría desesperanza
como un hábito deshabitado.

En la noche brillos falsos encandilan
como versiones pobres de soles viejos y lejanos,
soles ya muertos que no se han enterado.

La noche juega a mentir verdades
como un narrador de hoguera

ante un público cómplice.  

lunes, 26 de junio de 2017

Hay un grito dormido

Hay un grito dormido
despertando mi pecho de tanta siesta,
de tanta hora que pasa sin nada.
Hay un volcán de la palabra,
en plena furia contenida.

De nada valen las caras amables ni los buenos días.
De nada vale fingir
que soy un ciudadano
y escribir cuidando los mensajes correctos
y la buena ortografía.
El que mira dentro de mis ojos
podrá asomarse a la ira y al frío
de mi volcán maldito.

Hay un grito despierto
durmiendo mis labios
de tanta palabra no dicha.
Hay un volcán de la furia
en plena hora contenida.

Cuando llegue la hora y se parta mi tórax,
como de una cárcel en plena fuga
huirán de mí todas las palabras muertas.
Se pagarán todas las veces que mordí el amor
y negué el odio,
todas las veces que negué esa moneda
a sus legítimos dueños.
Será un grito definitivo, último.
Dejaré mi alma en esa fuga
que nadie escuchará.

Hay un grito dormido en una ciudad sorda.  

jueves, 22 de junio de 2017

A veces los demonios gritan...

A veces los demonios gritan
rasgando el velo del alma.
A veces resistir es un lujo
que no podemos darnos.
A veces la calma
es una ilusión lejana y perturbada
por el ruido de batallas sangrientas
que dejan tras sí páramos yermos.

Hoy no tengo fuerzas para cantar alegres canciones.
Mueren en mi boca antes de iniciar el vuelo.

No tengo otra salida que entrar
al pozo de mi alma.
Desarmado, deshabitado, sin fuerza ni temor.
He de entrar en mí, y mirar mis ojos más oscuros.
He de someterme al juicio de mis días
para poder limpiar
mi frente y mi boca.
Para poder cantar canciones
de alegre vuelo.




martes, 20 de junio de 2017

amor

Ese adorno
de palabras y chapitas doradas
que fabrican los poetas de alquiler,
eso,
no es amor.

Ese cuento de final feliz
ni remotamente se parece
al amor.

En realidad
el amor es inefable:
sucede y nada más.

Hay más amor
en ese viejo que acaricia
a su perro compañero de baldosa
que en cualquier príncipe
de cualquier reino
por encantador que fuera.

sábado, 17 de junio de 2017

Halos

Mis ausencias me rodean
como halos protectores.
Quienes me amaron dejaron en mi piel
signos dorados,
inequívocos caligramas que alejan el mal.

Mis ausencias me presencian
y sus nombres transmutan
besos en mis labios,
pájaros que vuelan de mi boca
hacia cielos infinitos.

Los pienso y trepan
con el humo de un incienso
y me abrazan
como halos protectores.