Translate

jueves, 30 de julio de 2015

Obsoleto

A veces la bomba de sangre es bomba de tiempo.
Ruge y se queja como un artefacto obsoleto
del siglo de las máquinas
atrapado sin querer en el siglo virtual.
El médico escucha sus rítmicos pasos
y me pregunta si fumo.
Nunca me preguntan si amo,
si me siento culpable de vivir sin hambre,
si he dejado pasar otra vez la libertad a toda carrera,
si me duelen las veces que no besé a mis muertos.
No, el tipo me pregunta si fumo,
concentrando en un cilindro de veneno
la maldad del mundo
y la angustia del cielo,
como si no le bastara la muerte que lleva
brasas adentro.

El reloj arcaico duele y no me sorprende.
Los aparatos modernos no encuentran la falla:
funciona perfecto, me dicen.
pero no le preguntaron si está cansado
de trabajar a destajo para este estafador.
En sus rojas cavidades esconde un secreto:
no es el único obsoleto en este siglo de fantasmas.



Publicar un comentario en la entrada