Translate

lunes, 12 de noviembre de 2018

Odio V

Odio
el odio que me roe
como un parásito.
Veo,
leo,
escucho injusticias,
compruebo a cada instante
la podredumbre de nuestra especie
y odio como un condenado.
Pero sé que ese odio
acumulado por cada día,
por cada decepción,
es un espejo maldito
de mis peores estados.
El infierno
me habita como una sombra
escondida en mis entrañas.
Me grita que odie al violento,
al fascista,
al dogmático;
porque sabe que acuna sus reflejos,
que son
en mí.
Odio mi odio
porque me ata
a la profunda sima
de mi existencia.
Ya no puedo
morir sin fe.

domingo, 11 de noviembre de 2018

Odio IV


El odio
paga los impuestos
religiosamente.
Suscribe a una moral impuesta
religiosamente.
El odio alerta sobre el peligro
de la libertad con empecinamiento
religioso.
El odio mata lo diferente
con religiosas piedras.

jueves, 8 de noviembre de 2018

Extranjero


Extranjero
en todo suelo.
Como un pájaro sin alas en un viento
de otro cielo.
Extranjero hasta ser
semilla.

Siento en el rostro el beso
de un aire cálido que me recibe.
Siento en los pies el corte de una piedra
que no me reconoce como propio.

Extranjero como la lluvia
gestada en un vientre lejano.
Extranjero
hasta probar
lo contrario.

sábado, 3 de noviembre de 2018

La caravana del hambre

La caravana del hambre
de los hombres sin pasado,
de mujeres sin candado,
avanza como un enjambre.

Huyen del hambre y la muerte
hacia un muro de odio y plomo.
Huyen sin preguntar como
ni dónde. Se van sin suerte
ni paz en triste derrota.
Van como se van los muertos
navegando por desiertos.
Marchan con la vida rota.

La caravana del hambre
de los hombres sin pasado,
de mujeres sin candado,
avanza como un enjambre.

jueves, 1 de noviembre de 2018

Inconcluso

http://www.peterlindbergh.com/stories/142

Veo una fotografía de Peter Lindbergh
En ella,
como un espejo mágico,
analógico
y lisérgico,
Harry Dean Stanton y Milla Jovovich
me interpelan.
Me exigen, abrazados entre sí y a una guitarra,
que redefina el concepto de belleza.

No hay nada más sólido
que la mirada de una fotografía.

Siento mi cuerpo demasiado cansado,
como si habitara un mundo
repentinamente grande.

Busco sin éxito
en un diccionario sin tapas,
el concepto de felicidad.
Hay un espacio en blanco
que me exige terminar de escribir
este poe

domingo, 28 de octubre de 2018

Resistir

Dijimos “no pasarán”
y pasaron.
Entonces resistimos.
Resistimos a la muerte, a la tortura, al exilio.

Son el mal.

Eventualmente se retiran,
pero nunca se van del todo.
Están ahí, como buitres,
Esperando su momento de gloria.

Son la cobardía.

Se disfrazan de bellas maneras,
se cubren de blanca túnica.
Invocan a Dios como si fueran sus hijos,
pero no lo son.

Son la mentira.

Yo no sé dónde mora el Bien.
Seguramente, no en esta tierra,
aunque algunos hacen el bien
protegiendo a los humildes.
Sólo sé que el mal viene arrasando
y que ahora nos toca aguantar la negrura
de su loca furia.
Ahora nos toca resistir.

Ahora nos toca construir,
Desde los escombros,
poco a poco,
el futuro.