Translate

viernes, 3 de abril de 2015

Escritor

(dedicado a Hugo Giovanetti Viola y a Eliana Lucián)


Le roba horas al sueño.
Escribe como si respirara por los dedos.
Teclea y tantea sin mirar un cigarrillo, una flor, un salvavidas.
Lo que pase más allá de la última página ya es otra historia.
Vive de escribir,
cobre o no por ello.
Cuida con frenesí de madre primeriza
la ortografía de cada línea,
la sintaxis exacta que su pericia dicta.

Merece el trato,
ni más ni menos,
que se confiere a un orfebre,
a un músico,
a un artista.
Otros serán nombres de pluma,
blanco de flashes,
letra de molde en lomos de best sellers,
corregidos hasta el cansancio
por esforzados editores.
El escritor,
el verdadero,
goza el antes,
la soledad inmensa de la poiesis.

La letra
con sangre sale.  


Publicar un comentario en la entrada