Translate

lunes, 18 de julio de 2011

Callos


Estamos demasiado limpios para ser. Secos,

los ojos sólo ven ecos que la luz disfraza

de reales. Ilusos, confundimos coraza

con piel, corazón con razón, hombres con muñecos.


Llenamos con formas de humo los tristes huecos

del alma. Corremos con locura a la caza

de las promesas de la veleidad. Dura maza

nos golpea. Sólo quedan nuestros sueños chuecos.


Si no hundimos nuestras manos, solas, en la tierra,

para levantarlas libres, callosas, futuras:

anunciadoras manos de nacientes alturas.


No podremos saber la paz sin saber la guerra,

debemos cargar nuestras miradas de ternura

y tirar al cielo nuestra fe y nuestra cultura.


(registrado en Safe Creative, cód: 1107189703292)

Publicar un comentario