Translate

viernes, 28 de julio de 2017

Penitencia

Escribo cien veces
el mismo poema.
Vuelvo a caminar sobre una huella
cada vez más ajena.
Me embarro en frases mojadas
por demasiadas lluvias y sigo sin decir.

Suelto al aire cien veces
un poema que no vuela y vuelve,
avergonzado de sus alas indignas del aire.
Me embarro en el pantano de esas frases
que pretenden ser ríos y no llegan a mar.
No llegan a amar.

Y suelto esta noche mis pobres palabras,
apretadas contra el ala izquierda,
agrupadas en caprichosos versos simulando un poema
tan aleatorio como mis intentos.

Si llegas a verlas milagrosamente en vuelo,
querido lector,
abre la ventana para que puedan dormir.
Para que lleguen a mar sus frases mojadas.

Para que lleguen a amar.
Publicar un comentario