Translate

lunes, 10 de octubre de 2016

reflexión

Es la hora y todos salen
sin hacer preguntas al reloj.
El tipo se acomoda en la vereda y agradece
el sol de octubre y la tibieza en sus riñones.
Come sin ganas el arroz
y se descubre en un reflejo fugaz
de un resplandor en su botella.
En ese instante piensa
en el sinsentido de la vida;
piensa que piensa demasiado,
que el descanso no descansa
y que media hora no alcanza
ni para sentir angustia
de estar vivo.

A su lado sus compañeros se levantan
no hay reflejos ni sombras
solo la promesa de la hora
que cierra la jornada.


Publicar un comentario en la entrada