Translate

viernes, 13 de noviembre de 2015

Licántropo.

Me habita una bestia.
En mis sueños despierta,
desgarra mi carne para renacer desnuda y otra,
como una serpiente cambiando su piel;
pero también su forma.

Daña mis sentidos su presencia.
La oscuridad de su alma nubla mis ojos
como una tormenta de arena sobre el desierto.
Su sed de sangre baña mi boca,
tapa mi olfato su olor a muerte.
El estridente rumor de sus pensamientos
confunde mis oídos como si un ejército de hormigas
los invadiese.
Ya no toca mi piel el aire nocturno,
Ya no puedo beber el sol.

Esta maldición me ata,
periódicamente sufriré la metamorfosis.
Seré mi enemigo sin poder matarlo,
seré el objeto de su odio,
la excusa perfecta de su instinto asesino.
Seremos las caras de una moneda lanzada por un dios maldito,
que calza su máscara de muerte y se llama a sí mismo Ángel Oscuro.
Seremos la comedia de su existencia,
atrapados, él en mis días,
y yo en sus noches.

Seré uno con mi humano
y buscaré en cada luna consuelo
y libertad.


Publicar un comentario