Translate

miércoles, 3 de julio de 2013

Pedazos del alma

Dedicado al Chino, amigo de cuatro patas, que ya no está

La muerte me va robando
pedazos del alma que dejo en otros seres.
Quiere convencerme del mal negocio
que resulta invertir en amor.

Mi alma adelgaza y enferma por unos días
de una melancolía gris, un cierto spleen criollo.

Pero queda la memoria,
la vieja y porfiada memoria,
funcionando como una locomotora a vapor,
anacrónica y galáctica,
informática y anarquista.

Ella me sopla el spleen como un niño nueve velas de cumpleaños.
Entonces mando a la muerte a su puto padre

y engordo a mi alma remendada de memoria.
Publicar un comentario