Translate

domingo, 5 de abril de 2020

Chau, Morgan.

(dedicado a Asdrubal Sosa, 18/10/1934 - 15/06/2005)

El plano recorta su porción de mundo.
Elije su mitad, respeta medidas.
Obedece las miradas inyectivas,
luces que conciben un lugar fecundo.

De reflejos que son, sólo por instantes
realidades duales, vigilante sueño.
El hombre se detiene, se siente dueño
de su reflejo y su hoy, de su antes

y su después. Todo es ilusión, nada
perdura para siempre. El hombre mide
el nudo de su corbata y sigue. Pide
a su reflejo un mañana, una parada

en su futuro y atisba mujer, hijos,
máquinas raras, algo menos de pelo.
Y en sus manos carga una porción de cielo.
El hombre sonríe: el espejo predijo

su futuro, ¡quién es él para no creer!
Los hijos, años más tarde, miran al padre.
El espejo que aman yace, la madre
lo besa. Su reflejo comienza a crecer. 

No hay comentarios: