Translate

viernes, 25 de agosto de 2017

Rostros

Pasan 
los días y 
pesan
las ausencias y
los vacíos en las mesas.
Los
rostros
se trepan a los carteles
como gatos huyendo de jaurías,
como un grito gráfico
de amor enfurecido.

Clamamos,
como el cuervo,
nunca más.
Clamamos,
como el profeta,
en el desierto.
Los gobiernos se ríen de nuestro clamor
de nuestro silencio,
de los rostros,
que son nuestros rostros.
Los gobiernos gobiernan,
es decir,
entregan.

Pasan
los días y
los gobiernos aceitan
sus máquinas de mentir.

En la calle los carteles gritan
como un profeta
en el desierto.
Publicar un comentario