Translate

martes, 27 de diciembre de 2016

Walt

¡Arrancad los cerrojos de las puertas!
¡Arrancad las puertas de los goznes!
Walt Whitman

Siempre hay que volver
al tío Walt.

La poesía es una llave
pero no es la cerradura.

Cuando la tentación era el discurso
grave y elevado,
el tío Walt bajaba la mirada
y buscaba la belleza
en las cosas rotas.

La poesía es una llave
hermosa
pero no es la puerta.

Siempre hay que leer
al tío Walt.

Cuando en los manuales te digan
que la poesía es un artefacto
perfecto,
armonioso,
matemáticamente elaborado
e inútil;
recuerda:
la poesía es una llave
para salir al universo.




Publicar un comentario