Translate

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Espejo

en el silencio de mi voz

descubro cumbres ajenas

y solitarias llanuras que me forman


ya nada me queda sino la espera

que carga la obra en su costado

ya nada sino yo mismo

mi propia persona como una sombra difusa

arrinconada en mis zapatos

ese ser inaprensible que aprendí tibiamente a ignorar


ese que no conozco y vos tampoco


he vertido mi vida

ese pedazo de tiempo que me cayó sorteado

en las torpes borracheras de la mentira


construí siguiendo los manuales

un laberinto de voluntad prestada

donde pudiera esconderme con eficacia

de los juicios de la sombra


dejé simplemente pasar

mujeres de fino corte

hadas carnales que me han dado

recreos inesperados en mi media humanidad


olvidé la sangre

que bulle con dolor en otros cuerpos

mi propia sangre

que a mi lado agita


ahora que lo veo claramente

sé que me esperan


unas incómodas mariposas pardas

giran su vuelo

reclamando

lo que les pertenece.

Publicar un comentario